Tree nursery conifer

Sustentabilidad y viveros

Los viveros de árboles desempeñan un papel importante para mantener nuestro mundo habitable. Especialmente ahora, cuando la urbanización, el cambio climático y el declive de nuestros ecosistemas son tres acontecimientos importantes, necesitamos las plantas para aumentar nuestro bienestar. Después de todo, múltiples estudios demuestran que la naturaleza alivia el estrés, promueve un estilo de vida activo y crea cohesión social.

Entonces, hablemos de sustentabilidad y de viveros de árboles. Los árboles y arbustos son activos importantes para la adaptación al clima. Ayudan a crear amortiguadores de agua y a refrescar su entorno. La biodiversidad aumenta al cultivar especies locales. En muchos casos, el efecto positivo que tienen las plantas en su entorno supera los insumos necesarios para cultivarlas. 

Creciente demanda de plantas y sustratos 

El aumento de la jardinería y de la atención a las ciudades verdes ha incrementado la demanda de árboles, arbustos y plantas perennes, y en consecuencia, también ha aumentado la demanda de sustratos. La necesidad de sustratos aumentará tanto que será necesario innovar para garantizar la disponibilidad de suficientes materias primas. 

 Al mismo tiempo, cada vez surgen más preguntas sobre la sustentabilidad de nuestro sector. Eso significa que tenemos que asegurarnos de que nuestra aportación sea lo más sustentable posible. Sólo lo conseguiremos si todos tenemos en cuenta la sustentabilidad en cada paso del proceso. 

Tree nursery conifers

La sustentabilidad en los viveros de árboles 

Un sustrato sustentable es, en primer lugar, un sustrato en el que el cultivo crece de forma más eficaz. Además, se requiere un espacio suficiente para que el productor pueda controlar o dirigir. La combinación entre un sustrato y el proceso de crecimiento del productor es lo que hace que el cultivo, y por lo tanto, la mezcla de sustratos, sea eficaz. Un sustrato en el que la planta crece mal no es un medio de cultivo eficaz y, consecuentemente, no es sustentable. 

Como industria, nos hemos acostumbrado a la turba como materia prima básica en el sustrato de muchos cultivos. Esto se debe a sus buenas propiedades. 

Al fin y al cabo, está libre de malas hierbas y patógenos, y sus capacidades de amortiguación son excelentes. Además, a muchos productores les encanta el comportamiento de la humedad dentro de la turba. Debido a todos estos factores, la turba es un material sustentable si se piensa en ella desde una perspectiva de “adecuada a su propósito”. Aunque se han llevado a cabo numerosas investigaciones en el sector, todavía no se ha encontrado ninguna otra materia prima que ofrezca la misma versatilidad que la turba. 

Materias primas complementarias 

Sin embargo, hay otros materiales que, combinados con la turba, también producen sustratos de alta calidad. Se puede pensar en materias primas como el musgo Sphagnum, la fibra de madera, la corteza y el coco. 

Es imposible sustituir completamente la turba por estas otras materias primas en toda la horticultura. Sin embargo, podemos utilizarlas para reducir la proporción de turba en una mezcla. Estos materiales también pueden utilizarse para complementar ciertas propiedades. La forma de crear un sustrato que sea adecuado para el propósito depende por completo del cultivo y de los procesos del horticultor. 

 Los distintos materiales necesitan diferentes tratamientos previos. A menudo también requieren ajustes dentro de los métodos de cultivo utilizados. En conclusión, todos estos materiales tienen también sus propias ventajas y desventajas. La fibra de coco, por ejemplo, necesita un tratamiento químico antes de su uso, para evitar la liberación de sales durante el cultivo. Y la adición de fibra de madera requiere cambios en la estrategia de fertilización del productor, ya que puede influir en las necesidades de nitrógeno de la receta. 

Tree nursery lavender

Turba en sustratos sustentables 

En el debate sobre el uso de la turba en los sustratos, la gente suele centrarse únicamente en la emisión de CO2 percibida, pero no se fija en los procesos de recolección. Entremos en más detalles. La turba europea para sustratos se cosecha de forma responsable (certificada por RPP) en humedales ya degradados. Como resultado, la biodiversidad tras la restauración de las turberas (que es obligatoria) es mayor que antes de la extracción. Además, la extracción de turba para medios de cultivo sólo tiene lugar en un área del tamaño del 0,05% de todas las áreas de turba del mundo. ¿Quiere saber más sobre la turba que utilizamos y la forma en que se cosecha? Visite el sitio web de Kekkilä-BVB.

Muestra el impacto real mediante un análisis del ciclo de vida

Esto significa que, si queremos crear el sustrato más sustentable, tenemos que tener en cuenta todos los aspectos implicados, y no sólo uno. 

 

En Kekkilä-BVB nos fijamos en las propiedades químicas, físicas y biológicas del material, así como en su disponibilidad. Pero también utilizamos un análisis del ciclo de vida (ACV) para minimizar el impacto de la cadena de valor. Consulte este artículo en la página web de nuestra empresa si desea saber más sobre el ACV.

En resumen, si nos preocupamos por la sustentabilidad, debemos tener en cuenta las implicaciones de los métodos de cultivo, pero también debemos dar un paso atrás y examinar el origen de las materias primas. Esto es algo que todo el sector debe hacer de forma responsable, tanto desde el punto de vista medioambiental como social. Además, deberíamos ver si las materias primas pueden obtenerse localmente para reducir el impacto logístico. Eso nos lleva a comprobar si podemos producir el sustrato de forma eficiente y segura y a pensar en posibles opciones para una segunda vida. 

Hable con su asesor de ventas para saber más sobre el ACV de su producto de BVB Substrates.