Aardbeien Proefcentrum Hoogstraten tests

Usar el sustrato adecuado para combatir la Phytophthora

El mes pasado, se publicó en la revista Poeftuinnieuws un artículo sobre las pruebas que BVB Substrates está llevando a cabo junto con Proefcentrum Hoogstraten. Con estas pruebas queremos averiguar si la composición del sustrato para esquejes influye en la posibilidad de que una planta de fresa se vea afectada por la enfermedad fúngica Phytophthora.

En este artículo, P. Melis, del centro de pruebas, comparte información sobre los resultados de los ensayos con diferentes sustratos y explicamos cómo usar el sustrato apropiado para combatir la Phytophthora.

Strawberry fruits on plant

Los productores de fresas de los Países Bajos y Bélgica luchan contra enfermedades de las plantas que causan problemas en las raíces. Estas enfermedades fúngicas son provocadas por los hongos Phytophthora. Recientemente el gobierno prohibió el uso de los principales fungicidas, lo que ha causado bastantes problemas a los productores.

Estos, de forma justificada, están preocupados por el creciente riesgo de infecciones en los campos de bandejas. Un hongo llamado Phytophthora cactorum permanece invisible en la fase de propagación, pero puede causar graves daños cuando las plantas crecen y se trasladan a los invernaderos para cultivar la fruta.

Variedades utilizadas

Además, nuestras variedades más importantes, Elsanta y Sonata, son muy sensibles a este hongo que ataca la raíz. Es por eso que el Centro de Pruebas de Hoogstraten y BVB Substrates unieron fuerzas y, en julio de 2018, comenzaron un proyecto de investigación acerca de la influencia que pueden tener los sustratos empleados sobre la capacidad de la planta para combatir la Phytophthora. Para estas pruebas hemos utilizado la variedad Sonata. Al optar por mezclas de sustrato más aireadas y con mejor capacidad de drenaje, las esporas «nadadoras» de Phytophthora tienen menos oportunidades de causar infecciones.

Turba Coco Otros
Mezcla 1

20 % fracción fina de turba de bloques
40 % musgo de turbera (finamente molido)

20 % 20 % turba negra
Mezcla 2 35 % fracción fina de turba de bloques
35 % musgo de turbera (finamente molido)
25 % 10 % perlita
Mezcla 3 50 % BVB Accretio 50 %
Mezcla 4 20 % fracción fina de turba de bloques
40 % musgo de turbera (finamente molido)
20 % 20 % fibra de madera

La elección del sustrato también se basa en la sostenibilidad

Los sustratos que suelen utilizar los productores para el cultivo de esquejes en los campos de bandejas están basados en la turba y el coco. Para estas pruebas hemos utilizado cuatro mezclas de sustrato (ver la tabla más arriba). Se eligió una mezcla tradicional de turba con 20 % de coco y 20 % de turba de bloques para el grupo de control (Mezcla 1). Al aumentar la cantidad de coco, la gestión del agua mejoró en los otros esquejes. Al añadir perlita (Mezcla 2) o fibra de madera (Mezcla 4) se obtiene un entorno más aireado para las raíces y un drenaje más rápido. Además probamos una nueva mezcla con un 50 % de BVB Accretio (Mezcla 3). BVB Accretio, hecho de musgo de turbera, proviene de los 10 cm superiores de los campos de turba. Al igual que ocurre con la fibra de madera, el uso de este material aumenta la sostenibilidad. La capa superior de los campos de turba puede cosecharse en periodos bastante cortos, en comparación con los miles de años que requieren las capas de turba más profundas.

La composición del sustrato determina la velocidad del enraizado

En el campo de pruebas, las primeras diferencias ya eran evidentes después de un mes. Los esquejes de las mezclas 2, 3 y 4 mostraron un enraizado considerablemente más rápido que los primeros esquejes. Cuanto más rápido se extiende la raíz por toda la maceta, más difícil le resulta a la Phytophthora afectar a la planta lo suficiente como para causar su pérdida. A mediados de agosto observamos el rizo de la raíz en la parte inferior del cepellón en los esquejes de las mezclas 2, 3 y 4, lo que indica un enraizado completo y una base sana para una planta de bandeja fuerte.

Plant roots during tests

Aumentamos el riesgo de pérdida de plantas artificialmente

En pruebas anteriores nos habíamos dado cuenta de que no era conveniente un fuerte crecimiento vegetativo durante los dos primeros meses de cara a conseguir la resiliencia natural frente a enfermedades fúngicas de las plantas en bandejas. Por ello, en esta prueba hemos estimulado deliberadamente el crecimiento vegetativo para propiciar la infección.

Mezclamos 7 kg/m³ de Osmocote Exact Hi.End en las mezclas de sustrato de esqueje y, desde principios de agosto hasta principios de septiembre, añadimos 35 kg N/ha adicionales de nutrientes. Al fertilizar fuertemente en una etapa temprana, queríamos maximizar el riesgo de pérdida de plantas causado por la Phytophthora. Esto, sin embargo, perjudica la obtención de cifras óptimas de producción.

El 3 de enero, se plantaron las plantas Sonata en invernadero para su producción. Para estimular la propagación horizontal de Phytophthora entre las plantas enfermas y las sanas, mantuvimos el sustrato muy mojado de forma deliberada. Las plantas de cada mezcla utilizada se dividieron en dos grupos, que fueron plantados en sustratos de cultivo distintos. El primer sustrato de cultivo era enteramente a base de turba; el segundo era una mezcla de turba, coco y perlita.

 

La composición de la mezcla para los esquejes es más importante que el sustrato para la fase de producción.

A partir del momento en que las flores empiezan a aparecer, la presión sobre las plantas aumenta considerablemente. Como resultado, la planta se vuelve más propensa a ser afectada por enfermedades. Ese es el momento en el que la infección con Phytophthora se hace visible (en otras palabras: pérdida de la planta). El 11 de marzo comenzamos con los recuentos de pérdidas en las diferentes combinaciones de mezclas de esqueje y sustrato de cultivo. En el último recuento del 23 de abril, la mezcla 1 mostró las mayores tasas de pérdida, con un 8-9 % de media (Figura 1). A las otras mezclas les fue mejor y, especialmente para el sustrato de cultivo 1, la mezcla de esquejes 3 parece ser capaz de proporcionar el material vegetal más sano con solo un 2 % de pérdida. A diferencia de lo que ocurre con los esquejes, un mejor drenaje del sustrato de cultivo (sustrato 2) no parece contribuir a una menor pérdida en esta prueba. Esto indica que la clave podría ser la elección del sustrato de esquejes adecuado para combatir la Phytophthora.

Apenas se aprecian diferencias de producción

Al estimular el crecimiento vegetativo en las bandejas, se obtienen plantas con flores superiores de color intenso y una gran extensión. Por lo tanto, las cifras de producción se han mantenido limitadas a aproximadamente 5 kg/m² con una clasificación de tamaño muy buena (Figura 2). La mezcla de esqueje 4 registró la mayor producción para ambos sustratos. La mezcla 1 se asoció con la producción más baja debido a la mayor cantidad de plantas perdidas. Las diferencias, sin embargo, se limitan a un máximo de 0,5 kg/m² en las diferentes tierras de esquejes.

En conclusión, hemos hallado que el uso del sustrato adecuado ayuda a combatir la Phytophthora en las plantas de fresas. Sobre todo, tiene gran importancia la elección del sustrato para la primera fase de la propagación de la planta (en otras palabras: el sustrato de esquejes), porque mejora la velocidad de enraizado.

Siga leyendo acerca de otras investigaciones en curso sobre fresas en este artículo.